Vida

Vivir

Nos cambió la vida en muchos sentidos y gracias a eso también cambiamos nuestra forma de “vivir”.

Ahora disfrutamos más, nos enfadamos menos, tenemos más fe, somos más agradecidos, valoramos nuestra salud, sonreímos más, nos cuidamos más, demostramos más nuestros sentimientos, somos más responsables, tenemos más sueños, somos más empáticos, asesoramos cada momento vivido en familia y amamos más y mejor.

Simplemente aprendimos a vivir.