Infertilidad

Los milagros ocurren cuando crees

Me dijo un doctor en el 2011 que no iba a poder tener hijos, que por todos los problemas de salud que traía iba a ser muy difícil pero el diagnóstico que había dado en esa fecha no estaba confirmado, me mandó a hacer más estudios y aún así mi papá decidió que viera a un especialista en otra ciudad, ese especialista es mi tío y fue quien atendió a mi mamá en los tres embarazos así que para nosotros era la persona de mayor confianza.

Después de más exámenes y revisiones ya estaba el diagnóstico: S.O.P. y Resistencia a la Insulina, así que empecé a ir con un Endocrinólogo y seguí todas las indicaciones pero los efectos secundarios del medicamento me hicieron desesperarme y decidí dejar todo por completo, para esto ya el Ginecólogo (mi tío) me había dicho que sí, que cuando me casara y quisiera tener hijos podría ser un poco más complicado si no me cuidaba debido a mi diagnóstico pero que en ese momento no era la prioridad, que cuando llegara el momento ya nos preocuparíamos.

Total, pasaron los años y yo sin tratamiento ya, sin haber hecho caso porque no pude aguantar los efectos secundarios del medicamento me casé y pues no podía embarazarme, sabía que iba a ser difícil o que lo que me había dicho el primer doctor era cierto, creo que me quedé tan concentrada en eso que fue lo que creí.

Mi mejor amiga me recomendó a la Dra. Natty Leal, me pasó su página de facebook pero sinceramente yo dudé mucho, leí y leí muchas de sus notas y publicaciones hasta que un día después de meses de haberla seguido en facebook me armé de valor, mi esposo y yo tomamos juntos la decisión de participar en un reto de fertilidad y pues que me animé y pedí informes; al día siguiente ya estaba haciendo el pago.

Puse toda mi fe en el primer reto de fertilidad, solo le conté a mi familia y una amiga, no quería que todo mundo supiera que estaba en un reto de fertilidad porque no quería preguntas, ya mucho me tenían cansada con las típicas preguntas de ¿y para cuándo los hijos? ¿cuándo van a encargar? o las famosas frases de “ya no van a ser hijos, van a ser nietos”, “mis hijos necesitan primos para jugar”, “apúrale ya tu primo tiene dos”, etc.

En serio, ya no sabía que contestar o que decir a tanta pregunta, normalmente respondía “todavía estoy muy chiquita”, “queremos disfrutar más tiempo en pareja”, “no nos urge tener hijos”; pero por dentro traía tantas dudas, tantos miedos, pues intentaba y no lograba embarazarme.

Por eso aprovecho para decirte que no preguntes, que no presiones a tus familiares, a tus amigos, a tus conocidos porque ninguno de nosotros sabemos que es lo que la otra persona está viviendo; a veces pueden ser problemas de salud que fácilmente se pueden resolver, a veces pueden ser cosas más complicadas o a veces pueden ser problemas de pareja.

Pero bueno, te sigo contando entonces que al final participé en dos Retos de Fertilidad con la Doctora Natty en el 2017 y todo fue tal como ella me fue diciendo.

Diagnósticos: S.O.P., Resistencia a la Insulina y Tiroiditis de Hashimoto (que ya se convirtió en Hipotiroidismo Primario), más 45 kilos de sobrepeso.

Lo primero que me dijo fue que no podía intentar el embarazo hasta que pasaran 6 meses de iniciar con el reto, por todos mis problemas y que aún así íbamos a ir viendo porque podía ser más tiempo, era demasiado lo que tenía que hacer, demasiado lo que tenía que cambiar en mis hábitos diarios pero sobre todo era muchísimo trabajo personal y emocional.

Inicié con muchas dudas, con mucho miedo pero también con muchas ilusiones y una gran esperanza.

Al estar en un proceso de Reproducción Asistida sea cual sea el tratamiento es normal tener dudas, se vale tener miedo y se vale llorar porque muchas veces nos quedamos con las palabras, con las frases que nos han dicho los de nuestro entorno, porque muchas veces creemos que no se va a poder, o nos quedamos con las palabras del primer doctor que vemos y creemos que no hay más que hacer entonces con un nuevo tratamiento o en una nueva consulta pensamos que será igual.

No es nada fácil escuchar que no podrás tener hijos, a unos nos toca cuando no los estamos buscando y a otros cuando ya tardaron mucho en la búsqueda y se dan cuenta de que algo anda mal pero cuando tengamos dudas es importante que busquemos otras opiniones, que demos oportunidad a otro médico, que demos oportunidad a nuestros sueños.

Sé que hay diagnósticos más complicados que el mío, de cierto modo yo corrí con suerte pues era algo que tenía remedio y de una forma natural, gracias a Dios no necesité tratamientos complicados ni costosos, justamente a los 6 meses de iniciar el primer reto de fertilidad quedé embarazada pero también conozco muchos de esos casos que en peores circunstancias y con años de búsqueda y tratamientos logran ver que Dios puso su mano y ocurrieron los milagros.

En este camino fue fundamental el apoyo de mi esposo, su amor, su confianza pero sobre todo nuestra comunicación por que no es fácil decirle voy a necesitar sesiones con una psicóloga en este proceso, no fue fácil decir que no todo estaba bien conmigo, no fue fácil decidir hacer cambios en mi vida, en mis hábitos alimenticios, en mi día a día, no fue fácil aceptarme a mí con mis problemas, pero con amor y fe todo es posible.


Así que con mi experiencia solo puedo decirte lo siguiente:

Ten fe, ponte en manos de Dios, pon tus sueños en manos de un buen médico y sobre todo pon todo tu esfuerzo, dedicación y compromiso en estar bien, en amarte y aceptarte como eres para poder estar listo o lista para un futuro bebé.

Abrazos y sonrisas. 🙂